7 de enero de 2009

Nuestro líder

Sobran las palabras. Mirad este video de Youtube que circuló con motivo de la cumbre de Washington y que Gustavo Benito nos envió a algunos. Este hombre sí que tiene carisma y don de gentes.

6 de enero de 2009

"Chusma"

Aparte de la introducción al nuevo blog que ya habréis visto más abajo, inauguraré esta modesta publicación con uno de esos temas triviales, pero que no por ello irrita menos a la gran mayoría de españoles. Nadie permanecerá ajeno a las noticias posteriores a los dos grandes sorteos de la Lotería Nacional española. El 90% de los telediarios son tediosamente inundados de esas “primicias informativas” que, según las lumbreras que tenemos en el gremio de guionistas de noticias, son de carácter alegre y festivo, con las que el día 22 de diciembre comenzamos la Navidad. ¡Falso y estúpido! La única realidad es que todos nos hemos gastado una pasta “por si a todos les toca y a mi no”, y cuando se produce lo que todos sabemos que va a ocurrir, sin tener dotes adivinatorias precisamente, estamos todavía más cabreados que al "aflojar". En fin, aparte de esto hay una fauna digna de estudio, y no es otra que la que rellena esos informativos, sí, eso es, la “chusma” que salta y se regocija mostrando su miseria más palpable. “Chusma” porque nos “quema” que no nos haya tocado a nosotros, pero mucha más “chusma” por salir en televisión exhibiendo sus vergüenzas, en todos los sentidos imaginables. Antes de saturarnos viendo las mismas imágenes durante todo el día, lo único que al menos a mi me viene a la mente es: “Qué tipejo más repugnante”. Si eso es lo que quieren provocar en las cadenas nacionales, felicidades, lo consiguen con creces. La respuesta normal que a cualquiera se le ocurre al leer este delirante comentario sería que si a mi me tocara yo sería el primero que bailaría un tango si hiciera falta, saltaría, enseñaría el décimo con cara de imbécil y me emborracharía delante de las cámaras diciendo algo como “yo sabbia que be iba a tocarrlll, uba rrronda para bodosssss, que bpago yoooo” Bueno, posiblemente me emborracharía, y hasta diría algo así a mis amigotes, pero jamás, repito, jamás, delante de una cámara. Por dos motivos principalmente: - Si mi borrachera me permite estar lúcido, me encerraría en casa para que nadie que yo no quiera se entere de que me tocó la lotería, por si acaso, que nunca se sabe. - Incluso estando inconsciente sería muy difícil para mi exhibirme de esa forma, primero porque no hay mucho que ver y para colmo tendré que seguir trabajando, y segundo, por poner un ejemplo, porque siempre he dicho que si mi mujer me llevara a un plató de televisión o me diera una “sorpresita” para demostrarme su amor en público, comprendería su buena intención, pero me separaría al día siguiente. En eso estoy tranquilo, a no ser que quiera librarse de mi. Los premios de la Lotería de Navidad y del Niño son una de las muchas noticias repetidas en todos los telediarios con día fijo durante el año. Otras son las compras de Navidad y cuánto se ha gastado cada familia, los precios del cordero, besugo, angulas y conejo y la operación salida y retorno. En resumen, la “chusma” “zafia” y vulgar que celebra su “gordo” de la lotería en pijama y calzoncillos si hace falta y empapados en cava (repugnante imagen, cuando podría ser en Champagne), suele ser de la misma calaña, e incluso llegan a coincidir con los “vecinos de mirilla de puerta”, vistos muchos de ellos tirados en la calle o bailando junto a una administración de loterías algún 22 de diciembre, que suelen contar a los periodistas lo fantástica persona que es el tipejo de turno que ha asesinado a su mujer. “Chusma” al fin y al cabo. ¿Se os ocurre algún tópico más de noticias repetitivas e “incinerantes”? ¡Ah!, y si no toca… ¡siempre nos quedará el niño!

4 de enero de 2009

Donde la subjetividad se hace fuerte.

Podremos leer opiniones razonables y disparatadas, acertadas para unos y no para otros, locas o cuerdas, y por ello os ruego que palabras como "ofensivo" e "insulto", o expresiones como "falta de respeto", sean desterradas de vuestra mente con la intención de verlo simplemente como una forma de observar las cosas de igual o diferente manera que la que el lector suela emplear. No existe la verdad, sino las aseveraciones que todos hacemos para convencer a los demás de que la hemos alcanzado, y las opiniones que reflejo en este espacio, así como las que introduzcáis aquí, no son más que eso. Sólo intento plasmar en algo físico todas las cosas que se me pasan por la cabeza sin discriminación temática alguna, lo cual sin duda es bueno para mi salud mental y para mi empeño por no hablar conmigo mismo. Será política, será deporte, será televisión, será cualquier cosa digna de comentarse... o no. Las personas que me conocen, sobre todo familia y amigos, saben perfectamente la cantidad de tiempo que puede emplearse en discutir sobre algo trivial, que ni mucho menos cambiará el mundo, pero que sin embargo nos intranquilizan, nos "cabrean" o nos hacen esbozar una sonrisa. Pienso ahora en mis cenas de los viernes con mis amigos de toda la vida del Fray Luis de León, culminadas casi siempre con una de esas conversaciones sobre temas más o menos importantes, incluso absurdos, pero que si duda hacían que el tiempo volara. No dudéis de que esos temas se verán aquí entre otros, y no siempre se darán la mano con la actualidad. Para los que esta explicación no les haya motivado en exceso, sólo me queda la esperanza de que hagan el esfuerzo de leer tres o cuatro entradas y sientan unas ganas irrefrenables de participar porque "eso me ha pasado a mi muchas veces", o "discrepo", o incluso "voy a contar lo que he visto hoy en el metro". En definitiva es eso, cuéntanos cosas. Lo que te emociona, lo que te indigna, lo que harías tú en casos concretos. Esa espontaneidad nos dará la vida en este período que hoy comenzamos. Bienvenidos a Amalgama.