6 de enero de 2009

"Chusma"

Aparte de la introducción al nuevo blog que ya habréis visto más abajo, inauguraré esta modesta publicación con uno de esos temas triviales, pero que no por ello irrita menos a la gran mayoría de españoles. Nadie permanecerá ajeno a las noticias posteriores a los dos grandes sorteos de la Lotería Nacional española. El 90% de los telediarios son tediosamente inundados de esas “primicias informativas” que, según las lumbreras que tenemos en el gremio de guionistas de noticias, son de carácter alegre y festivo, con las que el día 22 de diciembre comenzamos la Navidad. ¡Falso y estúpido! La única realidad es que todos nos hemos gastado una pasta “por si a todos les toca y a mi no”, y cuando se produce lo que todos sabemos que va a ocurrir, sin tener dotes adivinatorias precisamente, estamos todavía más cabreados que al "aflojar". En fin, aparte de esto hay una fauna digna de estudio, y no es otra que la que rellena esos informativos, sí, eso es, la “chusma” que salta y se regocija mostrando su miseria más palpable. “Chusma” porque nos “quema” que no nos haya tocado a nosotros, pero mucha más “chusma” por salir en televisión exhibiendo sus vergüenzas, en todos los sentidos imaginables. Antes de saturarnos viendo las mismas imágenes durante todo el día, lo único que al menos a mi me viene a la mente es: “Qué tipejo más repugnante”. Si eso es lo que quieren provocar en las cadenas nacionales, felicidades, lo consiguen con creces. La respuesta normal que a cualquiera se le ocurre al leer este delirante comentario sería que si a mi me tocara yo sería el primero que bailaría un tango si hiciera falta, saltaría, enseñaría el décimo con cara de imbécil y me emborracharía delante de las cámaras diciendo algo como “yo sabbia que be iba a tocarrlll, uba rrronda para bodosssss, que bpago yoooo” Bueno, posiblemente me emborracharía, y hasta diría algo así a mis amigotes, pero jamás, repito, jamás, delante de una cámara. Por dos motivos principalmente: - Si mi borrachera me permite estar lúcido, me encerraría en casa para que nadie que yo no quiera se entere de que me tocó la lotería, por si acaso, que nunca se sabe. - Incluso estando inconsciente sería muy difícil para mi exhibirme de esa forma, primero porque no hay mucho que ver y para colmo tendré que seguir trabajando, y segundo, por poner un ejemplo, porque siempre he dicho que si mi mujer me llevara a un plató de televisión o me diera una “sorpresita” para demostrarme su amor en público, comprendería su buena intención, pero me separaría al día siguiente. En eso estoy tranquilo, a no ser que quiera librarse de mi. Los premios de la Lotería de Navidad y del Niño son una de las muchas noticias repetidas en todos los telediarios con día fijo durante el año. Otras son las compras de Navidad y cuánto se ha gastado cada familia, los precios del cordero, besugo, angulas y conejo y la operación salida y retorno. En resumen, la “chusma” “zafia” y vulgar que celebra su “gordo” de la lotería en pijama y calzoncillos si hace falta y empapados en cava (repugnante imagen, cuando podría ser en Champagne), suele ser de la misma calaña, e incluso llegan a coincidir con los “vecinos de mirilla de puerta”, vistos muchos de ellos tirados en la calle o bailando junto a una administración de loterías algún 22 de diciembre, que suelen contar a los periodistas lo fantástica persona que es el tipejo de turno que ha asesinado a su mujer. “Chusma” al fin y al cabo. ¿Se os ocurre algún tópico más de noticias repetitivas e “incinerantes”? ¡Ah!, y si no toca… ¡siempre nos quedará el niño!

3 comentarios:

  1. Por supuesto que hay noticias tópicazo de las navidades:
    - Catalanes al agua el día de año nuevo.
    - Los kilos del roscón.
    - Meterse en alguna casa a fingir que han llegado los reyes magos.

    Y así un largo etcétera.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cierto! Ni se me pasó por la cabeza. ¿Será tan importante que cuatro "mataos" se tiren al agua en fin de año? Apostaría mi cabeza a que ninguno de los que pudieran leer esto, que espero sean muchos, se quede colapsado, estupefacto o mínimamente sorprendido ante tal payasada. Alguno de estos celebró una pedrea en la puerta de una administración de lotería al menos en una ocasión. Y los que antes se tiran al agua hasta celebraron el reintegro en camiseta interior.

    ResponderEliminar
  3. Hernández Mancha24 de enero de 2009, 9:14

    Se os olvida la notica propia de las fechas que demuestra la clase de país tercermundista que somos y la clase de chusma a la que se le da derecho al voto:

    Las imágenes del 7 de Enero de 250 desgarramantas apostados a las puertas de El Corte Inglés entrando a la carrera para comprar unos putos calcetines. Lamentable y deplorable pues todo el mundo sabe que correr es de cobardes y las prisas son para los ladrones y los malos toreros.

    País...

    ResponderEliminar

Sin ti esto no sería posible. Participa y sé libre para expresar tu opinión.